Busca los servicios para tu Chipilín:
Buscar por palabras claves:

  Reportajes - El Sol me quema!!!
El Sol me quema!!!
Fecha de Publicación: 02/03/2012

La piel es el órgano más extenso del organismo cuya función principal es la de proteger y aislar al resto de órganos del exterior. La piel de los niños presenta unas características particulares (es más delgada y frágil) que la diferencian de la piel del adulto y requiere unos cuidados específicos. Es más permeable por lo que absorbe con mayor facilidad sustancias que estén en contacto con ella. Por ello, debemos evitar la aplicación de cremas o pomadas sin consultar previamente al pediatra. Por otro lado, la capacidad de regeneración de la piel del niño es superior a la del adulto.

En el parque, en la calle, practicando deporte o en la playa, es divertido ver a los pequeños jugar, siempre y cuando estén rodeados de seguridad, bien alimentados y con la ropa apropiada para cada ocasión y época del año, pero ¿qué pasa con su piel?

Muchas veces se olvida la importancia de lo que significa una verdadera fotoprotección. Se asume que un producto solar aplicado durante las horas que se pasan en la playa es suficiente para evitar daños cutáneos. Pero no es cierto, el 80% de la exposición solar se recibe antes de los 18 años de edad. Por ello, es muy importante no sólo la información dirigida a los padres, sobre los productos más adecuados para proteger a sus niños del sol, sino que debe incidirse sobre la concienciación de los mismos jóvenes, porque de ellos también depende la salud de su piel.

Sin importar la estación del año, los daños que puede producir el sol en la piel son tan severos en invierno como en verano, los rayos solares inciden y aunque la ropa filtra su radiación, el rostro, brazos y piernas quedan al descubierto. Por lo tanto siempre se debe llevar fotoprotección. Otra variable importante es el tipo de piel que se tiene, es decir los fototipos cutáneos. La clasificación de fototipos aceptada a nivel internacional mide los tipos de piel en función de la sensibilidad a la radiación ultravioleta, la formación de eritemas o pequeñas inflamaciones de la piel y sus características. Cada una de ellas reacciona mejor frente a una textura diferente de la aplicación tópica, ya sea spray, gel crema o loción.

Cuidar una piel muy especial

En el caso de los niños, son fundamentalmente los padres y profesores quienes tienen un papel importante a la hora de crear un hábito de fotoprotección desde los primeros años. Es preciso que desde pequeños conozcan los riesgos de no protegerse del sol.

Los expertos coinciden en que, al contrario de lo que se suele pensar, es posible disfrutar el sol y sus beneficios sin dejar de proteger la piel. Para ello son necesarios cuidados básicos que empiezan por la elección correcta de los horarios y del período de exposición al sol así como la utilización de un filtro solar adecuado y  la actividad que se va a realizar al aire libre. Preocupan, sobre todo, los niños rubios o pelirrojos, de fototipo 1, 2 y 3, son ellos los que más cuidado deben tener cuando están expuestos al sol. Cada uno debe saber cuál es el fotoprotector que mejor se adapta a sus necesidades.

El acné es una de las patologías dermatológicas más frecuentes, ya que afecta casi al 80% de los adolescentes entre los 13 y los 18 años de edad. Uno de los problemas comunes que existe en este grupo de la población es que descuidan su fotoprotección porque piensan que a más sol, menos granos.

Por otro lado, cuando los niños pasan a ser adolescentes buscan seguir unos patrones de belleza marcados por la sociedad y tratan de conseguir una aceptación social que, en muchos casos, persiguen a través de falsos mitos, como puede ser la desaparición del acné. La creencia de que el sol reduce la aparición de granitos es consecuencia, en muchas ocasiones, de que los jóvenes descarten el uso de los fotoprotectores.

Los consejos sobre la exposición al sol de los niños y bebés son muy claros: no poner bajo el sol a un niño menor de tres años, ya que a esta edad se adaptan mal a las variaciones térmicas; evitar exposiciones entre las 10:00 y las 14:00 horas, que es cuando los rayos solares son más intensos; continuar la aplicación del producto tras conseguir el bronceado, ya que éste no reduce el peligro; dar aplicaciones frecuentes y generosas cada dos horas y después del baño; limitar la duración de las exposiciones, proteger a los más pequeños con camiseta y gorro y  hacerle beber agua frecuentemente para evitar el riesgo de deshidratación.

Lo que se debe saber sobre el filtro solar

Existen varias formas diferentes de especificar el factor de protección solar (FPS) de un producto, al comprar un filtro solar es necesario comprobar el sistema que está utilizando. Por ejemplo, los números norteamericanos de FPS suelen ser el doble que los números de FPS de los productos europeos. Se debe preguntar al farmacéutico si existiese alguna duda.

Incluso cuando está nublado, el 30-50% de los rayos ultravioletas pueden seguir incidiendo, se aconseja aplicar filtro solar varias veces al día de forma sistemática.  Para bebés y/o niños se recomienda utilizar siempre protectores solares especiales con un índice de protección igual o mayor a 15 (FPS), de preferencia resistentes al agua, el cual debe aplicarse al menos 30 minutos antes de la exposición.

Qué hacer

Evitar que el bebé esté expuesto a la radiación solar en forma directa y tener mucho cuidado ya que el reflejo de los rayos en la arena y en el agua puede quemarle la piel aunque esté bajo una sombrilla.

El tratamiento específico de las quemaduras solares será determinado por el médico y en general, se le debe llamar cuando:

-La quemadura es grave o se forman ampollas.

-El niño tiene síntomas de insolación, como fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos o sensación de desmayo.

-El dolor es intenso o presenta erupciones tras la exposición solar.

-Se detectan cambios en la piel.                                                                                          

La protección del sol debe realizarse desde el nacimiento y continuar toda la vida por los efectos acumulativos.





 
 
 
Copyright © 2009 / Todos los derechos reservados / Carabobo - Aragua - Barquisimeto - Caracas . Zulia - En toda Venezuela.
Para anunciar en Chipilines.com comunicate por los teléfonos: 0241 - 317.29.78 / 0424 - 402.21.77 / 0424 - 974.38.90
www.chipilines.com